Salsa de Tomate Casera (con Espagueti)


La salsa de tomate que viene en el libro de la thermomix no puede ser mas sosa, le he hecho alguna que otra variante. Mis experimentos no siempre salen bien, pero esta ha salido de escándalo.

Ingredientes

50 gr de Aceite de Oliva
150 gr de Cebolla (yo eché dos, algo más de 150)
3 dientes de ajo
3 pimientos verdes medianos
400 gr de Tomate Triturado (esto se puede cambiar por tomates naturales, yo he usado esto porque lo tenia en el frigo y no lo iba a tirar, que esta la cosa mala)
Sal
1 Cucharada de Azúcar
1 Cucharada de Orégano
Espagueti
Queso Rayado

Tiempo Thermomix: 45 min.
Tiempo Total: 50 min.

Paso a paso

1. Ponemos el aceite, cebolla, ajos y pimientos en el vaso, programamos 2 segundos, velocidad 4. Para picar todo, esto al gusto, si os gusta mas o menos picado es cuestión de ajustar el tiempo.

2. Programamos 8 minutos, temperatura varoma, velocidad 1. En la receta original viene 5 minutos, pero no se queda dorado, es cuestión de gustos, yo lo he puesto un poquito más de tiempo.

3. Echamos el tomate frito (400 gr), usando la balanza si nos hace falta, 1 cucharada de azúcar, 1 cucharada de sal (al gusto) y 1 cucharada de orégano. Programamos 20 minutos, temperatura 100º, velocidad 2.

4. Yo no lo he triturado más, queda una salsa con trocitos. Es cuestión de gustos, si queréis triturar se programa 10 segundos, velocidad 5, sin temperatura, os quedará fino fino y, sino, pues a darle otros 10 segundos...

5. Sacamos la preparación y, sin lavar el vaso, ponemos 1.5 litros de agua, sal y un poquito de aceite. Ponemos 12 minutos, temperatura 100º, velocidad cuchara.

6. Cuando termine, programamos según nos indique el fabricante de la pasta, en mi caso pone 5 minutos al dente, pero a mi me gusta un poco más hecha, he puesto 7 minutos, velocidad cuchara, temperatura 100º, y vamos metiendo por el bocal superior los espagueti, con el giro irán metiéndose para dentro.

7. Vertemos el resultado sobre el cestillo (hará de colador) y a servir, con la salsita de tomate por encima y queso rayado.

Nota mental:

- No tenía albahaca, pero hubiese quedado más espectacular todavía.
- Tras el punto 2, tenemos un sofrito perfecto para cualquier otra preparación.
- Si hacemos la preparación completa, cuando lleguemos al final la salsa puede que esté un poco fría (a mi me pasó), hay que calentarla antes de servir.

Por la noche, hice una pizza con esta misma salsa de tomate (y la masa también hecha en thermomix) y aun se me saltan las lágrimas...

Entradas populares de este blog

PUDIN DE HIGOS

Pechuga de pollo rebozada con cereales y kikos

Pollo frito de la abuela