Dorada a la sal


Toca hoy un plato muy sencillo, a la vez que delicioso. Dorada a la sal.
Compra una dorada por persona, y la sal (gorda para horno) suficiente para cubrirla.
El proceso es muy sencillo; en la pescadería te la preparan, solo tienes que indicarles que la vas a preparar a la sal.
Pon el horno a precalentar a 200 ºC. Prepara una bandeja lo suficientemente grande, haz una cama de sal, tumba la dorada encima y cúbrela de sal completamente. Métela en el horno y a esperar aproximadamente 40 minutos, aunque depende del tamañao de la dorada.

Un truco, mezcla la sal gorda con un poco de sal fina, y humedécela.

Cuando lo saques del horno la sal se ha endurecido, necesitarás una maza para romperla, ¡CUIDADO QUEMA!
















con una de estas me quedo mas que comido, pero os animo a que me propongais algo como guarnición. Este plato es sanísimo.

Entradas populares de este blog

PUDIN DE HIGOS

Pechuga de pollo rebozada con cereales y kikos

Pollo frito de la abuela