Risotto a mis ingredientes

La cosa es que me apetecía comer arroz, pero para la cena, como que no me pegaba una paella, así que me decidí ha preparar un risotto (vamos arroz) a mis ingrediente, por que lo iba a preparar con los ingredientes disponibles en la despensa o frigorífico un domingo por la noche. ¡VIVA LA IMPROSIVACIÓN!

Ingredientes
Para 2 personas.
  • 125 gr. de arroz.
  • 40 gr. de mantequilla.
  • Cebolla al gusto, si teneis cebolla fresca mejor, si no yo use media cebolla normal, grandecita (como una pelota de padel la puedes poner entera).
  • 1 copita de vino (un cata está bien). Un Fino Montilla-Moriles es perfecto.
  • 1 pastilla de caldo de pollo.
  • 1 vaso y medio de agua.
  • 1 cucharada de nata líquida.
  • 50 gr. de queso rallado (yo usé semicurado mezcla) supongo que el parmesano puede estár mas bueno.
  • Nuez moscada rallada (al gusto).
  • 50 gr. de pechuga de pavo cocida (en barra mejor que mejor).
Como lo hice

Una vez reunidos los ingredientes que me podían servir procedí como sigue:
  1. Limpiar la cebolla y cortarla en trozos muy pequeños. Cortar en taquitos pequeños también la pechuga de pavo.
  2. Pon una buena sartén al fuego y derrite la mantequilla, una vez derretida añade la cebolla picadita y la pechuga de pavo. Ponlo a fuego lento unos 3 minutos + o -. Cuando la cebolla está doradita échale el vino, y déjalo que se haga, verás que olorcillo mas agradable.
  3. Añade el arroz a la sartén (cuando el vino ya no se vea), y mezclalo bien, siempre a fuego lento, hasta que se vuelva translúcido, aproximadamente otros 3-4 minutos.
  4. Mientras se está haciendo el paso 3, derrite la pastilla de caldo de pollo con el agua, pues claro mejor usa el microondas. Y añade la mitad mas o menos a la sartén. ¡¡ESPERA!! ¿está el arroz transparente? ah! entonces si
  5. Deja cocer un rato, cuando veas que se absorve el caldo vierte el resto, y deja que sigua a su ritmo, siempre a fuego lento, si tienes prisa ponlo a fuego medio, pero no te pases. Yo lo dejé cocer hasta que el caldo se desapareció, pero si ves que está duro añade un poquito mas de agua y paciencia. No obstante para esta cantidad no creo que mas de 15-20 minutos.
  6. Cuando el caldo se ha absorvido añade la nata al arroz, y un poco de nuez moscada, ¡REMUEVE!
  7. Ya puedes retirar la sartén y verter el arroz en el plato (o donde quieras). Mézclalo con el queso rallado, para que este se derrita
  8. Lo puedes adornar con unas hojitas de perejil, yo no me paré a florituras. Sirvelo enseguida y a comer.
El resultado fue este:Me salio un poco duro, por no tener paciencia y quedarme corto en el caldo (yo solo eche un vaso, por eso he puesto vaso y medio en los ingrediente), pero de sabor muy bueno, mejor de lo que me esperaba. Si eres de comer, pues nada, mas cantidad, o como guarnición para una carne, ummm, no se cada cual como le apetezca.

¡Buen provecho!

Entradas populares de este blog

PUDIN DE HIGOS

Nidos con nata y champiñones

Pechuga de pollo rebozada con cereales y kikos